Reo de la marea

Tus palabras sencillas
descomponen mi mundo;
monosílabos que nadie escucha
salvo yo.
Eres dueña del enigma,
de esa llave escondida que abre mis carnes
como una ventana
que abraza con sus hojas tu figura.

El levante trae

tu aroma a salitre
y yo me alboroto en la espuma,
giro entre crestas salvajes
que luchan por llenar tus poros;
elevado por las corrientes
salpico tu piel.

Mi pasión choca con un muro
frío, lleno de vida,
pero ausente.
Cada día me encuentro contigo,
permaneces estática,
obstinada y altiva.
Yo me rindo,
me humillo,
lamo tus pies salados
con mi lengua azul y blanca.
Después me alejo al son de la luna;

ella maneja mis pasos,
controla mi salir, mi entrar,

pero no mis noches:
Sueño contigo.

Tú la roca,
yo el mar,
reo de la marea y preso de ti.




Este poema narra una historia de tres:
Una amante deseada, un hombre despechado y una esposa engañada.
#pasionesdeverano

Comentarios

Entradas populares